Saltar al contenido

¿De qué se Compone una Caja de Herramienta?

componentes de una caja de herramientas

¿Cómo surgieron las cajas de herramientas?

Las primeras cajas de herramientas que surgieron fueron en el siglo XIX, y eran de madera, dado a que era lo que más tenían a mano. Eran usadas obviamente por carpinteros, que la idearon para poder traer y llevar sus herramientas de manera cómoda. Únicamente constaba de una base en forma de caja, donde metían las herramientas y contaba con un asa para poder transportarla de manera fácil al lugar de trabajo.

Pese al tiempo que las cajas de herramientas estuvieron en declive, hoy en día han vuelto a resurgir. Actualmente las cajas de herramientas han mejorado mucho, y han cambiado los materiales usados en su fabricación como el diseño. Ahora la gran mayoría de personas usan cajas de herramientas para tener todas sus herramientas en orden, independientemente del empleo. Incluso aunque no trabajen profesionalmente en nada que conlleva usar herramientas, sino para guardar todas las herramientas que usan en los arreglos del hogar empezando por taladro eléctrico, lijadora, tornillos, etc.

Partes de una caja de herramientas

partes de un kit de herramientas

Aunque existen diferentes cajas de herramientas en cuanto a materiales y tamaños, cosa que veremos más adelante, todas disponen de algunas partes comunes. Todas disponen de una base en forma de caja para guardar nuestras herramientas. Y suelen disponer de distintos departamentos abiertos para organizarlas, además suelen tener una bandeja extraíble que permite guardar otras herramientas que queramos por ejemplo tener más a mano y a la vista. Dentro de ella también contamos con pequeños cajones individuales que salen hacia afuera o pequeños cajones que se apilan uno encima de otro, saliendo hacía arriba, aprovechando mucho más el espacio.

 

Por otro lado, también suelen disponer de una tapa que cierra nuestra caja y mantiene nuestras herramientas seguras, sin que estas salgan al exterior. Está compuesta por bisagras que permiten cerrar y abrir nuestra caja, y diferentes cierres que aseguran que quede bien cerrada. También incluye un asa para poder transportar de manera fácil nuestra caja de herramientas, en algunos casos el asa es ergonómica aportando una mayor comodidad. La tapadera, suele tener a veces, distintos departamentos en ella cerrados por otra tapa; aprovechando así el espacio de nuestra caja de herramientas al máximo.

Accesorios para cajas de herramientas

bolsa para herramientas

Existen diferentes accesorios que hacen que nuestra caja de herramientas quede mucho más completa. Mejorarás el uso y la eficacia de tu caja de herramientas, y también tus herramientas estarán mucho más seguras. Los accesorios también te permiten organizar los distintos departamentos de tu caja, para tenerlo todo mucho más ordenado

 

Revestimientos de cajones. Los revestimientos de cajones darán una nueva imagen a los cajones de tu caja para herramientas, además de protegerla de posibles arañazos con las herramientas. También hará que tus herramientas pequeñas no se deslicen de un lado a otro cuando las transportes.

Organizadores de cajones. Los organizadores darán un aspecto más ordenado y único a los cajones de herramientas, teniendo así todas las tuercas, tornillos y otros accesorios pequeños bien organizados y sin que rueden por todo el cajón. También existen organizadores para distintas herramientas como llaves inglesas o destornilladores. Solo tienes que encontrar el que más se ajuste a tus herramientas.